Skip to content

Como dejar malos hábitos

December 13, 2012

Pasaje Bíblico: Colosenses 3:5-11

 Introducción:

La Biblia dice que como cristianos, no tenemos porque vivir sirviendo al pecado…

En Juan 8:31-36, Cristo dijo: “…si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos; y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres… de cierto os digo, que todo aquel que hace pecado, esclavo es del pecado… Así que, si el Hijo os libertare, seréis verdaderamente libres.”

 En Romanos 6:20-22, el apóstol Pablo dijo: “Porque cuando erais esclavos del pecado, erais libres acerca de la justicia. ¿Pero que fruto teníais de aquellas cosas de las cuales ahora os avergonzáis? Porque el fin de ellas es muerte.  Más ahora que habéis sido libertados del pecado y hechos siervos de Dios, tenéis por vuestro fruto la santificación, y como fin, la vida eterna.”

 Cuando hablamos de hábitos, nos estamos refiriendo a algo que hemos hecho tan frecuentemente, que ya nos hemos acostumbrado a ello, al punto de practicarlo naturalmente en nuestras vidas.

El diccionario da las siguientes definiciones: “Habito(s)” – “costumbre” “Habitual” – “que se hace, experimenta o posee por costumbre”

 Alguien dijo: Nuestra vida está compuesta de hábitos; costumbres que hemos aprendido desde nuestra niñez o juventud, las cuales tenemos tal arraigadas, que nos vienen tan naturalmente como el parpadear de ojos, muchas veces practicándolas inconscientemente.

 El problema es, que así como formamos hábitos buenos o inofensivos, de la misma manera formamos malos hábitos que nos son dañinos y… hasta pecaminosos. ¡Qué difícil es dejar malos hábitos y aprender buenos hábitos para reemplazarlos! (Dar ejemplos: nuestro hablar, comportamiento, modales, postura, etc… obviamente – vicios…)

 Veamos algunos principios Bíblicos para ayudarnos a dejar malos hábitos en nuestras vidas.

1.  Ore a Dios pidiendo victoria sobre ese mal hábito / costumbre pecaminosa en su vida…

1 Corintios 10.13 –“no os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar.”

Mateo 26:41 – “Velad y orad, para que no entréis en tentación; el espíritu a la verdad está dispuesto, pero la carne es débil.”

Muchas veces, los malos hábitos toman control de nuestras vidas porque estamos tratando de hacerlo todo en nuestras propias fuerzas, sin pedir ayuda del Señor.

Santiago 4:2 – “…pero no tenéis lo que deseáis, porque no pedís.”

Necesitamos orarle al Señor para que nos ayude a vencer la tentación y a despojarnos de aquellas cosas que son dañinas y de tropiezo en nuestras vidas.

    2.     Posiblemente es necesario añadir el ayuno a su oración, para “desatar” esas ligaduras de impiedad en su vida…

Isaías 58:6 – “¿No es más bien el ayuno que yo escogí, desatar las ligaduras de impiedad, soltar las cargas de opresión… y que rompáis todo yugo?”

 Cristo dijo: “Este género (clase) con nada puede salir, sino con oración y ayuno.”

 El poder del ayuno consiste en que estamos negando a la carne lo que quiere y como resultado, la debilitamos… ¡mientras el hombre interior se fortalece!

(2 Co.4:16; Efe.6:10)

¿Cuándo fue la última vez que ayunó y oró por lo menos un día entero (24 horas, solo con agua)?

El ayuno no es algo que nos gusta porque es humillarnos completamente delante del Señor, pero la Biblia dice que “Dios resiste a los soberbios y da gracia a los humildes”. Cuando nos humillamos, alcanzamos mayor gracia porque la Biblia dice: “Pero Él da mayor gracia…”

 3.   Resista al diablo y resista la tentación de ese hábito o costumbre pecaminosa…

Santiago 4:7 – “Someteos, pues, a Dios (orando y ayunando); resistid al diablo, y huirá de vosotros.”

 ¿Cómo se resiste al diablo?

*  Con la Palabra de Dios (Mt.4.1-11)

–          Lea su Biblia diariamente…

–          Memorice pasajes de las Escrituras que le ayuden en su debilidad

*  Permaneciendo firmes en la fe (1 Pd.5:8-9; Efe.6:16)

El cristiano permanece firme en su fe asistiendo a la Iglesia, escuchando atentamente la predicación de la Palabra de Dios (Ro.10.17; 1 Co.1:21) y manteniéndose ocupado en su salvación (Fil.2.12) Alguien dijo: “La mente desocupada es el taller del diablo”

4.   Póngase a “cuentas” con un cristiano espiritual que sea más fuerte en esa área de debilidad para usted…

Eclesiastés 4:9-10 – “Mejores son dos que uno; porque tienen mejor paga de su trabajo. Porque si cayeren, el uno levantará a su compañero; pero ¡ay del solo! Que cuando cayere, no habrá segundo que lo levante.”

Ponerse a “cuentas” quiere decir: someterse o ponerse bajo sumisión…

 5.    Reemplace ese mal hábito con uno que sea bueno…

(Mt.12:43-45)

2 Corintios 5:17 – “De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.”

Necesitamos siempre estar “añadiendo” a nuestra vida de fe… (2 Pd.1:3-10)

 Conclusión: Hay que reconocer lo que ese o esos malos hábitos nos pueden costar o nos están costando… 

Ro.6:23 – “Porque la paga del pecado es muerte…”  

El pecado siempre trae un precio… siempre alguien pagará…

Al terminar este año, haga evaluación de sus hábitos y costumbres… ¿Qué hábitos le están perjudicando que necesita dejar? 

¡El año 2013 es una buena oportunidad para hacerlo!

No comments yet

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: