Skip to content

Cuidado la autoridad y la confianza que Dios nos ha conferido

February 27, 2013

Números 12:1-16

“María y Aarón hablaron contra Moisés a causa de la mujer cuista que había tomado; porque él había tomado mujer cusita.  Y dijeron: ¿Solamente por Moisés ha hablado Jehová? ¿No ha hablado también por nosotros? Y lo oyó Jehová.”  – v.1-2

En esta pasaje aprendemos 4 cosas:

1.  Dios respalda la autoridad de Su siervo… de Su lider (Nu.12:6-8)

Moisés no era perfecto, tenía sus defectos y debilidades, pero era el líder que Dios había escogido y Dios respalda la autoridad de aquel a quien Él llama y pone como líder

Ro.13:1-2 = “Sométase toda persona a las autoridades superiores; porque no hay autoridad sino de parte de Dios, y las que hay, por Dios han sido establecidas.  De modo que quien se opone a la autoridad, a lo establecido por Dios resiste; y los que resisten, acarrean condenación para sí mismos.”

2.  Dios oye las murmuraciones en contra de Su autoridad y es provocado a ira cuando la resistimos (Nu.12:2b, 9)

“…porque Jehová ha oído vuestras murmuraciones con que habéis murmurado contra él; porque nosotros, ¿quien somos? Vuestras murmuraciones no son contra nosotros, sino contra Jehová.” – Éxodo 16:8

3.  Moisés tomó una decisión personal que causó que hubiera disensión entre sus líderes (Nu.12:1)

Nuestro testimonio personal como siervos de Dios aumentará o disminuirá nuestra autoridad y credibilidad; la fortalecerá o debilitará… ¡Debemos cuidar la autoridad y confianza que Dios nos ha conferido! (1 Tm.3:1-7)

4.  La razón que Dios mantuvo a Moisés fue primordialmente por su mansedumbre (Nu.12:3)

Santiago 4:6 – “Pero él da mayor gracia.  Por esto dice: Dios resiste a los soberbios, y da gracia a los humildes.”

Salmos 75:7 – “Mas Dios es el juez; A éste humilla, y a aquél enaltece.” 

Salmos 147:6 – “Jehová exalta a los humildes, y humilla a los impíos hasta la tierra.”

Conclusión: Debemos valorar la confianza y autoridad que Dios nos ha dado como Sus siervos.  Debemos constantemente ganarnos la confianza y el respeto de aquellos que nos siguen y cuidar nuestro liderazgo.  Pero sobre todo, debemos mantenernos humildes delante del Señor porque como dijo Nabucodonosor en Daniel 4:37 – “…él puede humillar a los que andan con soberbia.”

No comments yet

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: