Skip to content

¿Puede un cristiano apartarse y perder su salvación?

March 10, 2014

eternal security

¿Puede un cristiano, un creyente apartarse del Señor y perder su salvación?  Alguien quien ha nacido de nuevo, lavados sus pecados en la sangre de Cristo, ¿Podrá apartarse… prodigar… resbalarse, caer y perder su salvación?  Creemos, según las Escrituras, ROTUNDAMENTE QUE NO!!!

¡Dios quiere que vivamos seguros de nuestra salvación y que somos Sus hijos para siempre!  El no quiere que vivamos en un estado de incertidumbre, esperando que al final… Dios nos acepte.

Así como Noé y su familia entraron al arca y estuvieron absolutamente seguros porque Dios fue quien cerró  la puerta… así también los creyentes estamos seguros… escondidos con Cristo en Dios… (Gn.7:7, 16; Col.3:3)

Sin embargo, muchos han enseñado, y siguen enseñando que un creyente puede apartarse de tal manera que pierda su salvación.  Hay cuatro argumentos de ese punto de vista:

1). Porque somos débiles, fallamos, y luego dudamos que podamos permanecer hasta el fin.

2). Porque todos hemos conocido a alguien que parecía ser un verdadero cristiano, que se apartó y luego andaba peor que un cristiano

3). Porque algunos pasajes parecen enseñar que existe la posibilidad que un creyente se pueda perder:       a). Mt.24:13    b). 1 Co.9:27    c). Juan 15:6    d). Ga.5:4    e). Judas Iscariote;   f). He.6:4-6;     e). He.10:26-29.

4). Porque algunos han dicho que si enseñamos que  la salvación no se pierde, eso hará que cristianos vivan en libertinaje

¿Cómo contestamos a esos argumentos?

1). Nuestra salvación no depende de poder nosotros guardarla o cuidarla… somos guardados por el poder de Dios (1 Pd.1:5; Jud.24)

2). Aquellos cristianos que aparentemente se han apartado, ¿serían verdaderamente salvos?  Y si lo eran, Dios tiene a muchos hijos desobedientes.  ¿Qué tal el hijo pródigo? Era un hijo, pero desobediente (Lc.15:11-24)

3). Los pasajes antes mencionados no enseñan que un creyente pueda perderse.  Se están refiriendo a aquellos que no eran verdaderos creyentes, o se están refiriendo a recompensas o pérdidas de recompensas… no a la salvación.

A). Mt.24.13— ref. a tiempo de tribulación y a la salvación física de aquellos que perseveren hasta el fin

B). 1 Co.9:27 y Jn.15:6 – nos hablan de servicio y no salvación.

C). Ga.5:4 – no está hablando que podemos perder la salvación, sino de aquellos que prefieren confiar en una salvación por obras…

D). Judas nunca nació de nuevo… (Lc.22:3; Jn.13:1-11)

E). He.6:4-6 y 10:26-29—fueron escritos a Hebreos…para Hebreos y el argumento es que si rechazaban a Cristo, no había más sacrificios por el pecado.

F). La enseñanza de la seguridad de la salvación no da licencia para pecar o vivir en libertinaje, sino que nos da un incentivo como creyentes para vivir más entregados para el Señor.    (Ro.6:1-2)

Hay siete razones Bíblicas porque un creyente nunca puede apartarse (deslizarse) al punto de perder su salvación:

1. El creyente está eternamente seguro porque ese es el propósito eterno de Dios para todos los redimidos.  (Efe.1:4-6; Ro.8:29-31, 38-39)

2. El creyente esta eternamente seguro porque la obra redentora de Cristo Jesús fue completa, suficiente, perfecta y eterna… (Ro.4:25 – 5:2; 1 Co.6:19-20; He.1:3; 7:24-25; 10:10-14) Nuestra salvación depende completamente y únicamente en la obra terminada de Cristo Jesús en la cruz del calvario.  Su obra fue aceptada por Dios el Padre y estamos seguros en El.

3. El creyente está eternamente seguro porque su salvación es completamente por gracia.      Las obras del hombre fueron completamente excluidas de la salvación… pasadas, presentes y futuras.  Somos salvos de la pena y el poder del pecado completamente por gracia y cuando el Señor regrese seremos salvos de la presencia del pecado de una vez para siempre. (Efe.2:8-9; Fil.2:12-13; Tito 3:5)  Si la salvación dependiera de nosotros mismos, tendríamos mucho de que dudar, pero, gracias a Dios, no depende de nosotros! 

4. El creyente está eternamente seguro por la naturaleza misma de la salvación.  (Jn.3:16; 5:24; 2 Tm.4:18; He.5:9; 9:12) Todos estos versículos nos hablan de “vida eterna” o “salvación eterna” “redención eterna” y que ya hemos “pasado de muerte a vida y que no vendremos a condenación”  ¡Somos eternamente salvos!

5. El creyente está eternamente seguro por las tantas promesas y declaraciones específicas que garantizan nuestra seguridad…  (Jn.6:37; 10:9; 10:27-29) La oración del Señor (Jn.17:2,6,9,12) Fil.1:6 – “estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará (terminará) hasta el día de Jesucristo;”

6. El creyente está eternamente seguro porque es parte del cuerpo de Cristo.                         Estamos “en El” y El está “en nosotros”… (1 Co.12:13-27; Efe.2:6)

7. El creyente está eternamente seguro por la obra del Espíritu Santo a favor suya por la eternidad.                                                                                                                                                                           El momento que alguien cree en el Señor Jesucrsito, el Espíritu Santo hace morada dentro de él y lo sella hasta el día de la redención (Jn.14:16; Efe.1:13-14; 4:30)

Conclusión:                                                                                                                                                                                  La pregunta más bien debe de ser: ¿Soy de Él? Si lo es, entonces lo es por toda la eternidad.

 

 

 

 

 

No comments yet

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: