Skip to content

Estimada es a los ojos de Dios la muerte de sus hijos

July 8, 2017

“Estimada es a los ojos de Jehová la muerte de sus santos.” Salmos‬ ‭116:15‬ ‬

Ayer tuve el privilegio de asistir al servicio memorial del Dr. Miguel Casillas, el cual se llevó acabo en La Primera Iglesia Bautista de Levittown, Puerto Rico.
El Hno. Max Robles, quien me acompañó y yo viajamos todo el día viernes, comenzando desde las 6:35 a.m. y aterrizamos en San Juan a las 4 de la tarde. Allí nos recogió el Hno. Luis Martínez, Pastor de la Iglesia Bautista Fundamental de Ceiba quien nos llevó a comer algo antes de ir a la iglesia, a la cual llegamos a las 6 de la tarde. Pude conocer al Pastor Danny Cortez y a varios hermanos miembros de la iglesia local como al Pastor Suni Ponce y miembros de la iglesia que pastoreo el Dr. Casillas. A parte de ellos, salude a algunos 15 pastores, varios de ellos entrenados en el Colegio Universitario Bautista de Puerto Rico, ministerio que fundó el Dr. Casillas hace más de 25 años. El servicio comenzó puntualmente a las 7 de la noche. Cantamos puros himnos favoritos del Dr. Casillas como “Grande es tu fidelidad” y “En Jesucristo, fuente de paz”. Luego comenzaron los testimonios de los siervos de Dios allí presentes, entre los cuales me encontraba yo. Nunca pensé que daría un testimonio, pero algunos pastores allí me animaron a pasar al frente y compartir como había conocido yo al hermano Casillas y como había el tocado mi vida. En realidad no iba preparado con nada escrito, pero pase y compartí de cómo había conocido al pastor en California cuando yo apenas tendría un par de años de haber sido salvo, y como años después, ya sirviendo en el ministerio en Albuquerque tuve el privilegio de tenerlo predicando en nuestra iglesia en varias ocasiones, pues seguido visitaba a su hermano Eliseo (¡quien me enteré aún vive en Albuquerque!). El Dr. Casillas fue grandemente usado por Dios posiblemente en todos los países latinoamericanos del mundo y Estados Unidos predicando en conferencias y congresos internacionales, sin embargo en distintas ocasiones estuvo dispuesto a llegar a predicar a nuestra pequeña congregación. No solo eso, sino que también tomaba el tiempo de quedarse platicando y aconsejándome horas después de haber terminado el culto. De no haber sido porque su hermano vive en la misma ciudad en donde nosotros estamos, quizás nunca hubiera venido a predicar a nuestra iglesia… Pues doy gracias a Dios que por esas razones tuve el privilegio de conocer mas de cerca a ese gran siervo del Señor.
Recuerdo que él varias veces me invitó a visitar “la isla” para conocer el colegio y predicar en su iglesia. Lamento que nunca hice tiempo ni aparte el dinero para hacer el viaje mientras él estaba con vida, y a la vez doy gracias a Dios por los hermanos de nuestra congregación que hicieron posible que yo pudiera ir para asistir a su funeral. ¡Que bendición fueron todos los testimonios anoche! No solo los de pastores y hermanos allí presentes, sino muchos otros que fueron enviados por video. ¡El servicio duro 4 horas y media! Al Pastor Ezequiel Salazar, quien era el predicador de esa noche, le dieron el púlpito casi a las 11 de la noche y solo predicó como 10 minutos… ¡Pero su mensaje fue de mucha bendición!
Estoy escribiendo esto en el avión rumbo a casa. Estoy cansado y desvelado, pero agradecido por la oportunidad que el Señor me concedió de haber “estado allí”.
También doy gracias a Dios por la amistad y atenciones del Pastor Luis Martínez; por la hospitalidad y atenciones de la familia Casillas, el Hno Bacilio Alfaro y el Pastor Ponce. Pero sobretodo doy gracias a Dios por el testimonio y legado que dejó el Dr. Miguel Casillas. Estoy seguro que ahora mismo el ya está en la presencia del Señor oyéndole decir: “Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu Señor”.
Verdaderamente, “Estimada es a los ojos de Jehova la muerte de sus santos”
¡Le pido a Dios que me ayude a terminar mi carrera así como el Dr. Miguel Casillas termino la suya – fiel hasta el final y dejando un testimonio digno de imitar!

“…Bienaventurados de aquí en adelante los muertos que mueren en el Señor. Sí, dice el Espíritu, descansarán de sus trabajos, porque sus obras con ellos siguen.”
‭‭Apocalipsis‬ ‭14:13‬‬‬

Advertisements
No comments yet

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: